Abr
10

Transformar un bosque de Araucarias de la cordillera de Nahuelbuta  en reserva de la Biosfera, es el objetivo que se ha propuesto Ester Kulikof, emprendedora social que busca potenciar el turismo de intereses especiales en la zona. La iniciativa cuenta con el apoyo de un equipo multidisciplinario de profesionales articulados por AcercaRedes Curanilahue, quienes organizaron una “travesía” por el lugar con el objetivo de ayudarla a identificar sus potencialidades y definir posibles cursos de acción.

La cordillera de Nahuelbuta  es uno de los 25 puntos relevantes de biodiversidad de la tierra, es decir uno de los lugares en donde se refugiaron diversas especies durante el último proceso de glaciación. Nahuelbuta es un refugio de aves y especies vegetales, destacando en el lugar pozones de agua  donde habitan miles de microorganismos que evidencian la evolución biológica de las especies; siendo este el único lugar del mundo en donde existen Araucarias Costeras, como así también cinco especies endémicas de anfibios.

Juan Fernández, director de AcercaRedes Curanilahue detalla que participaron en esta actividad Ing. Industriales, Comerciales, Biólogos, expertos en gastronomía y diseñadores, quienes desde sus áreas identificaron importantes atractivos turísticos,  lo que permitió hacer un bosquejo de dos rutas de visita.

El aporte de los profesionales permitió avanzar en varios frentes:

  • Identificación de puntos de observación y escucha de flora y fauna, una para adultos mayores y otra para turistas de intereses especiales
  • Menú que integra en sus platos frutos silvestres de la zona acorde a las estaciones del año
  • Ambientación y decoración de las cabañas acorde a la naturaleza del lugar
  • Potenciación de tres espejos de agua
  • Estrategia de marketing y fijación de precio

Ester y su gente quedaron expectantes y llenos de desafíos, contentos con esta primera experiencia…“El contar con apoyo de estos jóvenes profesionales de alta calidad humana,  fue sin duda una experiencia enriquecedora, ver como los chiquillos y chiquillas, sin mayores complicaciones entregaron su tiempo libre para ayudar  esta iniciativa tan importante para nosotros me emocionó… ver que las redes se mueven para cuidar este patrimonio que es de todos!”

Acercaredes Chile