Jun
05

Esta iniciativa apoyada por ARAUCO a través de su Plan de Renovación Forestal, está siendo liderada por Fundación AcercaRedes en colaboración con su socio educativo Fundación Patio Vivo.

“Red de Viveros Educativos” es el nombre del proyecto de educación medioambiental que ARAUCO está impulsando en la Región del Maule, para generar un modelo de impacto y sostenibilidad en la comunidad escolar. En su primer periodo de ejecu

ción, esta iniciativa llegará a diez escuelas rurales de Constitución, Curepto y Vichuquén. Este proyecto que cuenta con el apoyo del Programa de Renovación Forestal “DeRaíz” de ARAUCO, es liderado por la Fundación AcercaRedes en colaboración con su socio educativo Fundación Patio Vivo.

La ejecución del proyecto ha considerado la construcción de viveros al interior de las escuelas, permitiendo la producción de especies nativas y cultivo de hortalizas. De esta forma, se busca generar un espacio de aprendizaje integral al aire libre, fortaleciendo los conocimientos, habilidades y actitudes en toda la comunidad escolar.

Asimismo, se espera trabajar en el empoderamiento del equipo docente respecto del manejo de un vivero y transformándolo así en una herramienta pedagógica.

El lanzamiento oficial de esta iniciativa se llevó a cabo este miércoles 30, en la Escuela de Junquillar, ocasión en la que participaron autoridades comunales, profesiones de las instituciones involucradas y por cierto, los alumnos y sus profesores. Ceremonias similares se desarrollaron también al interior de las otras escuelas participantes: Santa Aurora de Carrizal, en Constitución; Ana Luisa Espina Rivero de Curepto; y las escuelas Lago Vichuquén y Ema Cornejo de Cardoen, de la misma comuna de Vichuquén.

EJE ESTRATEGICO

La reforestación y restauración es uno de los cuatro ejes estratégicos del Programa “DeRaíz” que ARAUCO puso en marcha luego de los devastadores incendios del verano de 2017. Los otros tres pilares son la prevención, protección e impulso a la cadena de valor forestal.

Precisamente en este eje de reforestación y restauración es en el que se sustenta la intención de apoyar esta Red de Viveros Educativos, con un conjunto de acciones que -se espera- tengan un impacto directo en crear conciencia sobre la importancia de cuidar el entorno natural, disminuir la ocurrencia de siniestros, potenciar el desarrollo local, restaurar e incrementar la demanda de especies nativas.

Al respecto, Nelson Bustos, Subgerente de Asuntos Públicos de Arauco señaló que “el objetivo es involucrar a las comunidades en la restauración y protección de bosque nativo, con énfasis en los niños, a través de un programa de educación ambiental en escuelas. Para ello, estamos impulsando esta iniciativa que además permitirá certificar ambientalmente los colegios, involucrar a nuestros trabajadores, y capacitar a los niños y vecinos en la producción de plantas a pequeña escala y que sean de interés para la comunidad”.

En tanto, Víctor Medel, Director de Fundación AcercaRedes HUB Maule Costa, explicó que “lo que se busca es que en un futuro tengamos ciudadanos responsables con el medioambiente, pero también más responsables socialmente y para ello tenemos tres desafíos fundamentales que son la certificación medioambientales de colegios, los planes educativos y la creación de un aula abierta que queda reflejado a través de la construcción de los viveros. Además de desarrollar una red de apoyo en las diez escuelas para que cuando se termine el proyecto, éste se encuentre tan inmerso en la estructura educativa que opere de forma autónoma”.

COMPROMISO ESCOLAR

Los alumnos y profesores participantes son los más entusiastas con la iniciativa. Angélica Leal, Profesora encargada y parte de la Dirección de la Escuela Rural de Junquillar, comentó que “somos privilegiados por tener este proyecto. Lo que este proyecto nos trajo es fundamental con lo que queremos hacer con él, porque es un aula más. Entonces, viene a fortalecer nuestra labor, viene a apoyarnos. Nos capacitan, nos entregan los materiales, prácticamente es dar un apoyo fundamental para que nosotros vayamos creciendo a nivel de aprendizaje, que los niños tengan otros conocimientos y que sean capaces de desenvolverse en otras áreas”.

 En tanto, Eladio González, Director de la Escuela Santa Aurora de Carrizal, sostuvo que “esperamos que sea una herramienta educativa para los profesores y que lo utilicen como una sala de clases abierta al aire libre, donde ellos puedan llevar a los niños a ese lugar y hacer más prácticas las clases porque ahí van a estar las plantaciones, va a ver el crecimiento. Estamos super contentos que hayamos sido considerados en es proyecto”.

Agregó que “trabajar en red con otras escuelas también nos enriquece a nosotros, porque nos permite que una vez que Fundación Acercaredes o Patio Vivo ya no estén con nosotros, podamos trabajar en conjunto y potenciarnos a través de las escuelas que estén. Entonces, eso nos va a ir enriqueciendo porque será un trabajo colaborativo y vamos a ir aprendiendo entre nosotros”.

Este proyecto de carácter social y educativo cuenta además con el apoyo del Ministerio de Desarrollo Social. Y durante el segundo año se espera sumar a otras cinco escuelas, formando una red de establecimientos que trabajen de manera colaborativa, compartiendo y optimizando servicios con una visión orientada a contribuir en una educación ambiental.

Además, este programa trabajará en conjunto con las escuelas en acciones que favorezcan la Certificación Ambiental respaldada por el Ministerio de Medio Ambiente.

Acercaredes Chile