Nov
16

En enero pasado la Región del Maule se vio severamente afectada por los incendios forestales. Pérdidas significativas se registraron en viviendas, superficie de suelos productivos y empresas locales, de las que se consumió y deterioró su infraestructura y maquinaria. No obstante, estos últimos hoy cuentan una historia diferente de optimismo y empuje.

Gracias al Programa de Apoyo a la Reactivación (PAR) co-financiado por Corfo, intermediado por Codesser y ejecutado por Fundación AcercaRedes, 24 empresarios de las comunas de Empedrado, San Javier, Cauquenes, Constitución y Parral se beneficiaron del apoyo económico, técnico y administrativo para levantar sus empresas.

Erasmo Cancino, empresario de la comuna de Cauquenes quien lidera una fábrica de maceteros autorrecargantes destacó la capacitación en seguridad realizada a sus 15 trabajadores. “Después de la catástrofe, estábamos preocupados por lo que se venía para nosotros y que nos ayudaran con su presencia ya era mucho. Me pareció un muy buen programa, porque nos permitió a tiempo comprar lo que necesitábamos y poder seguir funcionando. Pero también me pareció muy importante la capacitación en seguridad porque fue muy dinámica y práctica, todos acá colaboramos y quedamos bastante conformes”.

Asimismo, Mario Campos, empresario del rubro maderero y transporte en Empedrado, adquirió un tractor para poder apoyar en recoger y limpiar los bosques de la zona. “El equipo con el que trabajamos se notó motivado, con ganas de hacer las cosas y preocupados por proponernos soluciones. Eso permitió que todo fuera expedito para que todo funcionara de la mejor manera”.

Y agregó: “Sentimos mucho el apoyo por parte de todas las instituciones involucradas en el proyecto y es lo mismo que pedimos a las autoridades, no solo con el dinero, queremos sentir que no nos están dejando botados. Vendrán épocas difíciles de trabajo porque no tendremos bosque para trabajar. Entonces, queremos que nos apoyen en poder enseñarnos a hacer otras cosas para poder reinventarnos en otras áreas. No podemos empobrecernos y ser una carga para el país”.

En un periodo de cuatro meses se realizó un trabajo exhaustivo de colaboración con los empresarios para ejecutar sus proyectos, destinando 5 millones para inversión en maquinarias, equipos, infraestructura productiva y capital de trabajo, y 22 horas de trabajo profesional destinadas a capacitación, asistencia técnica y/o asesoría, fundamentadas en el propio levantamiento de necesidades de cada empresarios y la identificación de temáticas y focos de impacto.

Maryta Salinas, Coordinadora de proyectos en Fundación AcercaRedes Maule Costa, comentó que “aunque este proyecto no significó un gran aporte económico en relación a las pérdidas económicas de cada empresario. Fue un pequeño impulso o respiro como ellos mismos lo definieron. Facilitó la adquisición o reconstrucción de espacios productivos, potenció habilidades administrativas y amplió conocimientos técnicos que facilitarán el trabajo y la reconversión de las empresas en los siguientes años, en donde claramente se visualiza una crisis sectorial y territorial”.

Y finalizó: “Además es importante destacar la conexión territorial que hace la fundación a través de este proyecto, permite conectarse con las problemáticas post- incendios, desde el lado de empresarios autosustentables y con altos niveles de resiliencia. Ellos son quienes se sitúan en la vereda del actuar y participar a la hora de superar cualquier crisis”.

 

Acercaredes Chile