Ene
18

En la segunda versión de esta iniciativa fueron reconocidos siete proyectos que recibieron $70 millones.

SANTIAGO. Siete emprendedores de las regiones Metropolitana, Maule, Biobío y Los Ríos fueron beneficiados con 10 millones de pesos para desarrollar proyectos enfocados en innovación social a través de un fondo otorgado por Corfo y administrado por el Consorcio ACTIVA.

El Consorcio ACTIVA integrado por la Fundación AcercaRedes, IncubatecUFRO, AraucaníaHUB, Emprediem y Mentores de Impacto, buscó por segundo año consecutivo robustecer ideas para generar emprendimientos con alto impacto social. Entre los años 2015 y 2016 el fondo ha permitido el desarrollo de 15 emprendimientos por un monto que asciende en torno a los 200 millones de pesos.

En esta oportufoto-activa-4_optnidad fueron 92 los emprendedores que trabajaron durante seis meses para obtener el Fondo Subsidio Semilla de Asignación Flexible para el apoyo de Emprendimientos de Innovación Social (SSAF – S) de Corfo, proceso que finalizó con ocho emprendimientos de cuatro regiones.

Tomás Cortese, Director Ejecutivo de Fundación AcercaRedes, enfatizó que “nuestra misión de acercar redes a los grandes desafíos de la intra región tiene a este fondo como un recurso tremendo, impensable un año atrás en tantos lugares donde trabajamos. Lugares donde la idea de pobreza se va reemplazando de a poco con la de desafío. Donde sólo pedir o esperar ya no da tan buenos resultados como invitar, ofrecer, emprender e innovar”.

Por su parte, Tadashi Takaoka, Subgerente Financiamiento Temprano de Corfo, indicó que “el día de mañana necesitamos que estos emprendimientos sociales sean aquellos que cambien el mundo, si bien es muy importante para nosotros que tengan un impacto local en sus regiones, lo más importante para nosotros es que tengan éxito en el mundo”.

En este sentido, un emprendimiento social se entiende como una empresa creada para cumplir un propósito de mitigación o reducción de un problema que aqueja a la sociedad, generando valor para la comunidad, pero operando con la disciplina financiera, innovación y la determinación de generar una empresa sustentable y sostenible en el tiempo.

Un ejemplo de ello, es Lazarillo App, emprendimiento que ganó el SSAF-S en 2015 y que busca contribuir a la inclusión de personas con discapacidad visual, mediante una aplicación de orientación inteligente, que ayuda a las personas a identificar y localizar de forma independiente servicios públicos o privados que se encuentren a su alrededor.

Miguel González, Director Experiencia de Usuario, cuenta que la aplicación ha alcanzado las ocho mil descargas y destaca que “a nivel mundial nuestros usuarios permanentes son 2.500 y eso es lo que nos tiene más contentos”, ya que su emprendimiento se expandió a países tan diversos como Argentina, México, Colombia, Perú, Bolivia, España, Suecia, Alemania, entre otros.

Nueva generación de Activados 2016

En la Región del Maule, Jeniffer Cáceres creó Vaikava, un operador turístico inclusivo para personas con discapacidad, que está buscando ampliarse a otras comunidades con el objetivo crear rutas turísticas y abrir experiencias a personas con movilidad reducida. “Me di cuenta que no era suficiente dejarlo en la Región del Maule y que era necesario comenzar a generar contacto con otras comunidades, para poder agrandar el proyecto y crear la Red de Turismo Asequible que intenta crear rutas fuera de la Región del Maule, capacitar a emprendedores y crear experiencias con discapacidad en el turismo”, explica Cáceres.

Fermento, el proyecto de Carolina Contreras, busca generar mejoras en las capacidades de los productores de quesos de la Región de Los Ríos, a través de un modelo de intervención que permita a los queseros aumentar el valor agregado de sus productos, con mejores estándares y precios de venta. “Trasladar el modelo de negocios de la industria vitivinícola a otra materia prima que tenemos en el país, que es el queso y que viene muy bien además con los vinos”, explica Carolina.

En la Región del Biobío destacó Nahuelbike, proyecto que busca conectar a las comunidades del Biobío con turistas apasionados por el uso de la bicicleta, formando un puente entre el turismo y comunidades alejadas de los polos turísticos tradicionales.

Respecto al apoyo del equipo de la Fundación AcercaRedes, la fundadora de Nahuelbike señala que el gran mérito radica en que “te hacen soñar un poco más, te hacen aspirar a que esto crezca y a venderlo afuera, como por ejemplo, a Santiago y al público extranjero”.

 

foto-activa-6_opt

foto-activa-2_opt

 

Acercaredes Chile